Terremoto Chile 2010 – Chile Earthquake 2010

Hace unas semanas leía a Chase Jarvis reflexionando acerca de si fotografiar o no fotografiar cuando fue testigo de un accidente automovilístico. Él sintió que no era lo adecuado. Yo hoy siento lo mismo cuando veo a mi alrededor. Retratar el dolor de la gente es también doloroso para mí y no me enorgullece el sesgo hacia el miedo de los medios de comunicación, pero he sido testigo también de escenas de profunda solidaridad y de alegría en la adversidad, como una familia completa riendo y saludando a los vehículos que pasaban mientras estaban en una carpa en el jardín de su casa caída. Esa es la bella cara humana opuesta a la horrible de las personas que se aprovechan para robar LCD’s de los supermercados.

No es primera vez que vemos a nuestro país golpeado por una tragedia así, y en cada una de esas oportunidades hemos podido ver cómo Chile se pone de pie una vez más, con la gran mayoría de su gente ayudándose unos a otros.

Que Dios nos bendiga a todos.

—————————-

A few weeks ago I read Chase Jarvis reflecting about whether or not to photograph when he was witness of a car accident. He felt it wasn’t adequate. Today I feel the same when I look around. To portray people’s pain is also painful to me and I’m not proud of the media’s bias towards fear, but I’ve been also witness  to scenes of deep solidarity and joy in adversity, like a complete family laughing and waving towards cars that passed by while in a tent on their fallen house’s yard. That is the beatiful human face opossed to the horrible one of the people that take advantage and steal LCD’s from supermarkets.

It’s not the first time we see our country struck by such a tragedy, and in each one of those times we’ve been able to see how Chile stands back up one more time, with the great majority of it’s people helping each other.

May God bless us all.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *