Jack | Estilo

Una de las mayores ventajas de Santiago desde el punto de vista de la fotografía (y que igual se extraña en Temuco que, como todo, tiene otras ventajas y desventajas) es la gran diversidad de locaciones. La topografía te permite acceder a la precordillera en La Dehesa, Las Condes o como en este caso, Las Vizcachas que ya es cordillera prácticamente. Se obtienen bellas vistas (y fotos) de la ciudad.

Eso era una de las partes necesarias para esta foto que en mi cabeza siempre fue un díptico. Un close-up y una toma con las luces de la ciudad de fondo.

Gritty and cool.

Que conste que sigo siendo anti-tabaco, ¿eh?

Take care.

2 comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *