Hope – Speed Edit (Edición acelerada) | Fotografía

A veces, en los períodos en que saco pocas fotos, me empieza a dar como vergüenza llamarme a mi mismo un “fotógrafo”. Pero después me acuerdo que estoy en Chile y me hace más sentido (los que hayan visto eso de “el país donde […] el presidente del colegio de profesores no enseña, el de la CUT no trabaja y la vocera de los estudiantes no estudia” me van a entender).

Pero el arte de la fotografía no termina al momento de apretar el obturador. Ese es más como un trampolín que se presta para muchas cosas: opiniones, purismos, proyecciones, construcciones, etc.

Una de las ventajas de eso es que si no estás detrás de la cámara, puedes estar frente al monitor. De hecho, tienes que estar frente al monitor.

La visión es lo que importa.

En este caso, el camino, no tanto.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *